web analytics
Subscribe via RSS Feed Síguenos en Google+ Síguenos en Youtube Síguenos en Instagram

Cinturón Archmaxbelt, lo hemos probado

[ 0 ] 5 Octubre, 2015 |

Captura de pantalla 2015-10-04 a las 17.14.14¿Y ahora dónde meto las llaves? ¿Dónde dejo el móvil? Las distintas respuestas posibles a estas preguntas implican que o bien corremos con las llaves y el móvil en las manos, o bien dejamos el teléfono en casa y escondemos las llaves en algún lugar no muy concurrido, asumiendo el riesgo de no poder entrar de nuevo en casa si alguien con un arrebato de cleptomanía nos juega una mala pasada.

TEXT GRAN 1

Gestionar las pertenencias personales al salir a correr suele ser engorroso. Aquí es donde entra en la ecuación el Archmaxbelt, un cinturón guarda objetos diseñado por Arch Max Lab, una pequeña empresa de la capital catalana. Con este accesorio podremos guardar las llaves, el móvil, geles para tiradas largas, barritas energéticas o incluso botellitas blandas de hasta 150 mL.

Método de la prueba…

En primer lugar, quisiera destacar que el Archmaxbelt se ofrece en dos tallas: S y L. Arch Max Lab dice que estas dimensiones de cinturón son adecuadas para personas cuya talla de ropa deportiva sea una S/M o una L/XL, respectivamente. Puesto que la talla que los fabricantes asumen que necesitamos no siempre corresponde con la que nos encaja (esto lo viví con las mallas Hoko que revisé hace unas semanas) me gustaría compartir qué sensaciones he tenido con la talla S del Archmaxbelt dejando constancia de mi perímetro de cintura durante la prueba (87 cm).

La prueba ha durado exactamente 38 días (desde 27 de agosto hasta 3 de octubre de 2015). Durante ese período he usado el Archmaxbelt para correr 10km sin variaciones de altitud y con cambios de ritmo, 8 km con series en cuesta, 3 series de mil metros en el Parc de la Ciutadella precedidas de unos 5 km de ritmo suave, una salida de 8 km de bicicleta por ciudad, 12 km de «trail running» por montaña y, aproximadamente, entre 5 y 10 usos extra (en todos ellos la actividad era el «running») no debidamente anotados. Los kilómetros acumulados por el cinturón, contando incluso los kilómetros de los usos extra, han sido entre 50 y 80 km. Los objetos que he llevado con el cinturón fueron principalmente dos: un teléfono móvil de 150 gramos y, en algunas ocasiones, distintas combinaciones de llaves que en ningún caso superaron los 80 gramos.

Funcionalidad…

En las condiciones anteriormente mencionadas no noté que el Archmaxbelt me oprimiese la cintura en ningún momento ni tampoco que se moviese al correr. Si bien es cierto que en todos los casos he llevado solamente el peso de las llaves y el móvil, me aventuraría a suponer que la diferencia de peso que pueda acarrear añadir otros objetos (tales como una barrita energética y/o un par de geles) no va a suponer muchos cambios en las sensaciones experimentadas, al menos para todos aquellos que tengan unas dimensiones de cintura parecidas a las mías.

Diseño y Materiales…

Hay distintas colecciones dentro de la gama del Archmaxbelt. El cinturón que hemos probado pertenece a la colección FLUOR, que tiene un coste de 24,90 €. Los cinturones de esa colección están hechos a partir de dos tiras concéntricas unidas por la base: la tira interna está hecha de un material denominado MESH, que tiene agujeros para mejorar la transpirabilidad y es de color negro (detalle); la tira externa está confeccionada con LYCRA, que no tiene agujeros y puede ser, en función del modelo de la colección, naranja, azul, rosa o amarilla (como el que he probado). A parte de la colección FLUOR hay otras dos colecciones más: por un lado está la colección BASIC, que según el fabricante es la más ligera y favorece la transpiración debido a que la tira externa está hecha también en MESH y, por lo tanto, tiene agujeros; por el otro está la REFLECTIVE -5 euros más cara que las demás-, cuya tira externa es blanca y, en vez de ser de LYCRA, está hecha de un material especial reflectante.

TEXT GRAN2

En el Archmaxbelt hay un total de seis bolsillos, que se conforman mediante costuras que unen verticalmente ambas tiras. De esos seis bolsillos hay dos —el delantero y el trasero— que son el doble de grandes que cualquiera de los laterales y tienen tiradores para permitir guardar nuestras pertenencias: uno de ellos lo tiene emplazado en la capa de LYCRA (ver Detalle) mientras que el otro lo tiene en la capa de MESH, que es la capa interna. Esto es así porque el fabricante lo ha diseñado para que sea reversible. En mi opinión, llevarlo «del revés» (esto es, con la tira de MESH hacia fuera) puede acarrear dos inconvenientes: por un lado, las costuras no me parecen estéticas debido a que el hilo con el que se han hecho es del mismo color amarillo que la tira de LYCRA -capa externa-, algo que es especialmente visible con la costura vertical que aguanta la etiqueta interna y que, aunque la recortemos, podría generar un impacto visual poco harmónico (ver detalle); por el otro, el material de la tira de MESH parece ser más endeble que la LYCRA y, con el paso del tiempo, a lo mejor podría acumular pequeñas roturas que preferiríamos ocultar (véase apartado siguiente).

Durabilidad…

Inmediatamente después del primer uso –que fueron los 10 km llanos con cambios de ritmo- pude constatar, en un bolsillo lateral, un pequeño agujero de dos milímetros de diámetro en la capa de MESH. La imagen proporcionada es del final de la prueba; me acuerdo que al inicio el agujero era «limpio», así que atribuyo la parte de MESH degradada que se puede entrever encima del hoyo como una consecuencia exclusiva del uso reiterado de la prenda durante el mes y pico que ha durado la prueba.

Admito que el primer día me puse el cinturón con prisa y, por lo tanto, sin precauciones y sin cerciorarme de si el desperfecto ya estaba cuando me facilitaron el material. Sí puedo afirmar, sin embargo, que llegado el fin de la prueba había un desprendimiento de la unión entre el MESH y la tira elástica superior (ver imagen).

Por lo tanto, la capa de MESH del Archmaxbelt no ha envejecido muy favorablemente, a diferencia de la capa de LYCRA, que está impecable. Metodológicamente hablando no puedo atribuir de forma certera si los desperfectos se han producido como consecuencia de una construcción poco robusta del MESH o por negligencia mía. Aun así, creo que la capa de MESH de este producto, al ser tan fina y tener esta construcción no lisa, puede tener un cierto compromiso con la durabilidad. Falta por ver si el cinturón de la colección BASIC será un producto robusto, puesto que, como ya hemos dicho, tiene la tira externa también fabricada con MESH.

Lo bueno es que los bolsillos que más he usado (delantero y trasero) no presentan ningún desperfecto: la funcionalidad del producto, pues, en mi caso no se vio comprometida.

Visibilidad…

La prenda que he probado, como podéis ver en las imágenes, es de color amarillo fluorescente, que ayuda a que seamos vistos si corremos por zonas oscuras; además, detrás de la prenda se puede encontrar el símbolo de la marca confeccionado en un material con propiedades reflectantes. Quien quiera algo específicamente diseñado para ser visto, de acuerdo con lo que ya hemos mencionado, podrá optar por el modelo blanco de la colección «REFLECTIVE».

TEXTGRAN3

Comparativa de precios…

Como ya se ha mencionado, el cinturón del test tiene un coste de 24,90€. En relación a otros productos similares, pero de importación, el precio no difiere mucho: un Flipbelt es más caro (29,90€), mientras que un Spibelt es más barato (19,49€, si se adquiere on-line en una web ajena a la del fabricante).

En definitiva…

El Archmaxbelt es ligero, cómodo y muy práctico para guardar pequeños objetos. La durabilidad de la capa de MESH no me ha parecido buena, mientras que la LYCRA ha aguantado perfectamente; en cualquier caso, la funcionalidad del producto no se ha alterado. Finalmente, en relación a las dos alternativas similares que he encontrado en el mercado, esta tiene un precio bastante similar.

Resistencia
60%
Transpirabilidad
95%
Comodidad
95%
Diseño
95%
Precio
80%

Un poco de historia…

Arch Max Lab es una empresa joven que diseña y produce material deportivo: ahora mismo tiene en el mercado el Archmaxbelt y unos calcetines que se han diseñado con la intención de prevenir la fascitis plantar: los Arch Max Archfit run.

La sede está en Rubí, con lo cual podemos decir que el Archmaxbelt se ha diseñado y producido en la provincia de Barcelona. De ahí que si vais a la página web que el fabricante tiene habilitada para el producto podáis ver imágenes promocionales en localizaciones de la capital Catalana, como el Parc del Fòrum.

De acuerdo con Judith Rubinat, co-fundadora de la empresa y responsable de comunicación de la misma, Arch Max Lab lanzará en breve un cinturón con un sistema de sujeción de palos para trail: el Archmaxbelt Pro.

Gracias por votar este post! Ahora twittealo 😉
Qué te ha parecido este post?
  • Didáctico
  • Me Encanta!
  • Divertido
  • Curioso
  • Pobre
  • Aburrido

Etiquetas: , , , , , , , ,

Categoría: Prueba de Material

Te gusta este Post? Dejanos un Comentario!




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies