web analytics
Subscribe via RSS Feed Síguenos en Google+ Síguenos en Youtube Síguenos en Instagram

Consejos y trucos para el ejercicio por la mañana

[ 0 ] 25 Julio, 2012 |

Hacer ejercicio por la mañana es una manera fantástica de poner nuestro metabolismo en marcha y nuestro cuerpo en movimiento, antes de empezar el día.  Con el trabajo pesado, los horarios escolares y una serie de muchas otras tareas que debemos completar durante el día, muchos de nosotros encontramos que solo tenemos tiempo por la mañana para realizar cualquier ejercicio.

Si planeamos hacer ejercicio por la  mañana, nos tomará más dedicación y aún más de motivación.  También deberemos tener en cuenta algunos de los peligros y potenciales riesgos de hacer ejercicio por la mañana, para poder maximizar los beneficios que podemos recibir.

Comamos algo antes.

Si bien no es generalmente una buena idea comer una comida contundente justo antes de hacer ejercicio, es una buena idea consumir algo pequeño sólo para despertar nuestro metabolismo.
Podríamos comer algo como una barra de cereales o un puñado de frutos secos cerca de 15 minutos o menos, antes de comenzar nuestro ejercicio por la mañana. Esto ayudará a evitar el malestar estomacal mientras trabajamos y servirá para ayudarnos a perder peso más fácilmente, si ese es nuestro objetivo.

Bebamos mucha agua.

Siempre es una buena idea beber agua antes y durante nuestras rutinas de ejercicio, y esto no es menos cierto en la mañana. Beba un poco de agua 15 minutos antes de comenzar a hacer ejercicio, y luego continúa bebiendo agua cada 30 o 45 minutos mientras que estamos trabajando.
Debemos beber mucha agua después de haber terminado, para asegurarnos de que estamos hidratados durante el día.

Estiremos.

Si trabajamos grupos musculares específicos por mañana, es una buena idea estirar primero. Esto ayudará a asegurarnos de que no tiremos ni torcemos nuestros músculos. Tomemos unos minutos para caminar, calentar y asegurarnos de que nuestro cuerpo está despierto antes de estirar.

Abriguemonos.

Si vamos a ejercitarnos al aire libre y hace frío, es posible que deseemos abrigarnos un poco. Dependiendo de a qué hora del día y la época del año sea, así como dónde nos encontremos, puede que tengamos que abrigarnos más o menos. Esta es una buena cosa a tener en cuenta antes de salir de la casa, si no nos abrigamos lo suficiente, no podremos ser capaces de continuar con el ejercicio todo el tiempo que había planeado.

Llevemos una luz contigo

Si hacemos ejercicio cuando está oscuro afuera o antes de que sea plenamente de día, usemos una luz de algún tipo. Esto no sólo nos ayudará a ver más allá, sino que también alertara a los coches y otras personas, con las que nos podamos cruzar, de nuestra presencia. Por lo tanto, una fuente de luz no sólo es útil para nosotros, sino también es como un dispositivo de seguridad para los que realizamos ejercicio temprano en la mañana.

Gracias por votar este post! Ahora twittealo 😉
Qué te ha parecido este post?
  • Didáctico
  • Me Encanta!
  • Divertido
  • Curioso
  • Pobre
  • Aburrido

Etiquetas: , , , , , ,

Categoría: Blog, Curiosidades, Entrenamientos

Te gusta este Post? Dejanos un Comentario!




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies