web analytics
Subscribe via RSS Feed Síguenos en Google+ Síguenos en Youtube Síguenos en Instagram

De lesión a desesperación

[ 0 ] 18 Julio, 2012 |

Hace algún tiempo, me lesioné entrenando, todavía no se muy bién el motivo, ya que justamente ese día decidí correr por un terreno más blando del habitual evitando así tanto rebote contra el asfalto.

Todo empezó a los pocos kilometros de iniciar la marcha, empecé a sentir unos dolores leves en la rodilla derecha, pensando que eran agujetas, continué el entreno pero sin mucho éxito, a los pocos metros tuve que detenerme porqué el dolor era insoportable.

Tras llegar a casa, lo primero que hice fué estirar un poco, para posteriormente, investigar la zona del dolor, ya que otras veces había sufrido tendinitis, rampas, estrés, etc..pero esta vez todo apuntaba a algo diferente por el tipo de dolor.

Dejé reposar la pierna unos días, sin salir a entrenar, simplemente algún que otro paseo y poco más. Pasados 7 días intenté de nuevo, realicé los estiramientos oportunos e inicié la marcha. Al principio todo perfecto, no había dolor, ¡Estoy otra vez al 100%! .- pensé, pero mi alegría duró poco. A escasos metros del inicio empecé a resentirme otra vez de la maldita pierna, así que nuevamente volví a casa.

El siguiente paso, y que todos hemos hecho alguna vez, visitar al Dr. Internet, conocido por todos, adorado por algunos, temido por otros, pero inevitablemente todos recurrimos a el, ya que supongo, es lo más cercano sin tener que desplazarnos. Cansado de autodiagnosticos que solo me llevaban a amputaciones como poco, decidí ir al médico, se miró, dobló y estiró la pierna buscando alguna lesión de menisco, pero por suerte mia no parecía dañada. ¡Perfecto! .- seguimos con la exploración, siguiente punto, ligamentos, músculos, todo parecía en orden, no se veía nada raro, pero los dolores al correr estaban ahí.

Resumiendo, me fuí a casa con 2 recetas, un protector estomacal y antinflamatorios, acompañado por una serie de ejercicios a realizar mañana y noche para fortalecer el músculo a ver si desaparecían así las dichosas molestias.

Tras 2 meses de pausa y haciendo los ejercicios el dolor remitió, tuve que volver a coger el ritmo, sin forzarme, cada día un poco más, hasta volver a estar al 100% justo antes de la lesión.

Estando lesionado, por lo tanto en reposo por orden médica, se deben seguir unas pautas para seguir estando en forma, ya que sabes cuando empiezas pero nunca cuando terminas, las recomendaciones que a mi personalmente me funcionaron son:

  • Por mucho que os cueste hay que  guardar reposo
  • Mantener una dieta equilibrada ya que dejaremos de entrenar
  • Consumir mucha verdura y fruta (vitaminas), que tienen pocas calorias
  • Consumir pocos hidratos de carbono como harinas y dulces
  • Consume moderadamente huevos, carne de vacuno sin grasa, pescado sin aceite, leche descremada, quesos descremados, yogurt descremado (proteinas)
  • Sobretodo no salir a correr, suplirlo con ejercicios que no afecten la articulación de la cadera (cuadriceps, glúteos, grupo de la corva, etc.)
  • Y sobretodo….Paciencia!
Gracias por votar este post! Ahora twittealo 😉
Qué te ha parecido este post?
  • Didáctico
  • Me Encanta!
  • Divertido
  • Curioso
  • Pobre
  • Aburrido

Etiquetas: , , , ,

Categoría: Salud y Bienestar

Te gusta este Post? Dejanos un Comentario!




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies