web analytics
Subscribe via RSS Feed Síguenos en Google+ Síguenos en Youtube Síguenos en Instagram

Mallas compresivas Hoko Kamikaze, las hemos probado

[ 1 ] 18 Agosto, 2015 |

kamikaze hokoTuve la ocasión de adquirir unas mallas compresivas Kamikaze en la «Expo esports», celebrada en Plaça Espanya el mismo fin de semana de Marzo que tuvo lugar la maratón de Barcelona (15 de marzo de 2015).

En este artículo voy a hablar de cómo llegué a escoger las Kamikaze y cuales fueron mis sensaciones con ellas desde que las empecé a usar a mediados de abril hasta ahora: tres meses en los que he hecho rodajes de baja intensidad, «trail running», series de 200 a 1000 metros y actividades deportivas que incluyen sentadillas y estocadas.

Antes de proseguir con el análisis, es preciso recordar que las prendas compresivas son un tipo de material deportivo que ha ido en auge los últimos años: Hoko no es el único fabricante que las ofrece, también marcas más conocidas como Nike, Adidas o Reebok las han incluido en sus catálogos de ropa deportiva. Uno de los motivos por los cuales se han popularizado puede ser el hecho de que se les atribuyen propiedades beneficiosas para el corredor, principalmente una disminución del riesgo de lesiones debido a una mejor sujeción de la musculatura de los muslos.

Hoko kamikaze

Cómo escoger bien unas mallas compresivas…

Si el deportista tiene claro que busca unas mallas compresivas cortas que no cubran la rodilla y sirvan para correr, dentro del catálogo de Hoko encontrará cuatro: las Sensei, las Kamikaze, las Mamba y las Megamo, cuyos precios son 68, 39, 40 y 33 € respectivamente. De forma excepcional se pueden encontrar descuentos, aunque no es lo habitual si se hacía la compra on-line.

En primer lugar, la Sensei está diseñada para tiradas largas, así que el corredor medio que no haga nunca o casi nunca más de 13 o 14 kilómetros sin parar podría descartarlas directamente —si no lo hizo ya por el salto que hay en el precio con respecto a las demás—. La elección siguiente estaría entre tres prendas: las Megamo, las Kamikaze y las Mamba. Quien busque un modelo muy compresivo descartará las Megamo y podrá escoger entre las Mamba y las Kamikaze, pues estas dos últimas son las dos mallas más compresivas que ofrece la marca —dentro de las que no cubren las rodillas—.

La diferencia principal entre ambas es, según el fabricante, el tipo de compresión: por un lado, las Mamba ofrecen compresión uniforme, comprimiendo por igual todos los grupos musculares; por el otro, las Kamikaze ofrecen compresión diferencial, ejerciendo una presión distinta en los grupos musculares en función de la cantidad de trabajo que estos tienen que soportar (de ahí que estas últimas estén pensadas para actividades con alta demanda muscular).

kamikaze 2

Sensaciones durante la prueba…

En cuanto me puse las Kamikaze por primera vez tuve una sensación un poco extraña: estando quieto en el vestuario sentía que la compresión de las mallas me afectaba a la circulación de las piernas. El comercial de la marca me recomendó, de acuerdo con lo que fijaban los baremos para mi estatura, que adquiriese una talla S o una M; sin embargo, me quedé con la L porque ya con esa talla podía sentir los efectos de la compresión anteriormente mencionados. Por lo tanto, me mantengo firme en afirmar que la elección de unas mallas compresivas requiere el mismo esmero que el de unas zapatillas deportivas: basarse en las recomendaciones del fabricante en vez de la propia experiencia puede ser una práctica arriesgada, especialmente si el corredor quiere tener la seguridad de sentirse cómodo con la prenda y seguir usándola mucho tiempo.

De las Kamikaze puedo valorar muy positivamente la sujeción que inducen en la musculatura de los muslos: especialmente los cuádriceps. A pesar de que durante los primeros días de uso notaba una sensación de hormigueo en los rodajes de baja intensidad, a medida que iba acumulando kilómetros con las Kamikaze esta sensación se fue atenuando —aunque he de admitir que no sé si puedo atribuirlo a un ensanche de la prenda o a que simplemente me habitué a llevarla—. He de admitir que esa sensación de opresión nunca ha estado presente haciendo el tipo de actividades para los cuales se diseñó la prenda: durante las series o el entrenamiento de fuerza como sentadillas o estocadas («lunges»). Al contrario, durante los mismos he sentido una buena sujeción muscular en todo momento y por ello recomendaría encarecidamente estas mallas, sobre todo para las series de menos de 400 metros.

En cualquier caso, quien quiera unos pantalones para hacer rodajes de baja intensidad a lo mejor encuentra una opción más óptima usando unos «shorts» tradicionales o bien, si quiere ser fiel al catálogo de Hoko, considerando las Megamo, que son menos compresivas y están optimizadas para temperaturas más elevadas que las Kamikaze.

Prácticas y durables…

Las Kamikaze me han parecido unas prendas muy prácticas : en los costados hay sendos bolsillos en los que caben objetos pequeños y a menudo indispensables, como unas llaves, unas monedas o el DNI. Si el corredor quiere llevar su teléfono móvil podrá incluso introducir su Smartphone sin que este se mueva de arriba abajo con cada zancada: yo lo he probado con un Nexus 5 –sin funda- que tiene una pantalla de 4,95 pulgadas y, aunque el hueco es justo, cabe y no se mueve en absoluto. Aquellos que deseen monitorear su actividad deportiva usando aplicaciones como Strava, Runtastic o Google fit, o bien quieran escuchar música mientras corren, podrán optar por abandonar otras técnicas de sujeción como, por ejemplo, la banda para el brazo.

En lo que concierne al envejecimiento de la prenda debido al uso de la misma, no hay nada que objetar. Durante los tres meses de prueba las he usado de media 4-5 veces por semana y el estado de las mismas, de momento, es impecable.

En definitiva…

Quién quiera adquirir una de las prendas de Hoko y probárselas para no llevarse sorpresas con las tallas deberá acudir a alguna de sus sedes, que están en Mataró, Sabadell y Madrid; o bien aprovechar un evento deportivo de exposición como el que se celebró en Plaça Espanya.

Las Kamikaze me parecen una opción buena por su excelente sujeción muscular, durabilidad y funcionalidad; pero es preferible usarlas solamente en actividades de alta intensidad deportiva («trail running», series, ejercicios de fuerza, etc.) y descartarlas durante rodajes de baja intensidad en los que otros modelos de la marca seguramente cumplirán mejor.

Un poco de historia…

hokoHoko es una marca catalana de ropa deportiva para ciclistas, triatletas y corredores. Entre su oferta encontramos tres tipos de prendas compresivas: pantorrilleras, mallas y camisetas.

Hoko significa ‘camino’, el que empezó Joaquín León al inicio de una crisis que todavía dura. Con trece maratones y muchos kilómetros de montaña en sus piernas, es un corredor que fabrica y no un fabricante que corre.

Apostó por hacer las cosas de manera diferente: reinventó fórmulas para poder ofrecer ropa técnica deportiva que realmente marcara la diferencia por su calidad y funcionalidad, y la puso en el mercado sin que el elevado coste que implica su producción repercutiera en el precio final. Esta fue y sigue siendo la razón de ser de Hoko.

Gracias por votar este post! Ahora twittealo 😉
Qué te ha parecido este post?
  • Didáctico
  • Me Encanta!
  • Divertido
  • Curioso
  • Pobre
  • Aburrido

Etiquetas: , , , , , , ,

Categoría: Prueba de Material

Comentarios (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. […] fabricantes asumen que necesitamos no siempre corresponde con la que nos encaja (esto lo viví con las mallas Hoko que revisé hace unas semanas) me gustaría compartir qué sensaciones he tenido con la talla S del Archmaxbelt dejando […]

Te gusta este Post? Dejanos un Comentario!




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies